Páginas vistas en total

viernes, 9 de diciembre de 2016

Transformación de comedor: parte 1, las sillas

El comedor que compramos a los anteriores inquilinos del departamento, era color wengué. Lo compré porque me pareció muy cómodo que la mesa fuera de 8 comensales y cuadrada, pero no me gustaba el color.
Pues bien, me arriesgué pintando primero una silla y luego fueron todas.
El resultado es muy bonito y cambia por completo la estancia. Ya esta todo más relacionado, sentía que los muebles que había comprado no combinaban nada con la mesa. Pero ahora empezarán a combinar.
Primero, quite el asiento quitando los tornillos que lo unían a la silla. Limpié muy bien con alcohol para eliminar los posibles restos de grasa y deje secar.
Después pinte primero con brocha, terminando con rodillo suave para no dejar residuos ni marcas. Di dos manos con secado entre ellas.
La pintura que utilice fue la misma que la de los zapateros N500 de Easy, pero con acabado satinado.
Después de pintar todas las sillas, les puse cera incolora para muebles para que el tacto fuera más suave y el acabado mas profesional.






No hay comentarios:

Publicar un comentario