Páginas vistas en total

jueves, 12 de marzo de 2015

Vinilos autoadhesivos

En el salón de casa tenía una pared en color azul, el resto es gris. Pero no me convencía. Llevaba tiempo dándole vueltas y quería cambiarla.
Ahora ha sido el momento, con unos rollos de papel vinilico y algo de maña, entre mi madre y yo, lo hemos puesto.
Es muy fácil de poner ya que, no hace falta pegamento porque, como es autoadhesivo. 
El motivo que he escogido es en color gris, en un tono mas oscuro que mi pared, con unas flores en blanco y plata.
La habitación ha cambiado completamente, aunque solo es una pared, y hay dos balcones (es poco lo que se ve de papel) viste muchísimo.

Lo más difícil ha sido hacer coincidir los tallos de las flores, bueno, intentar hacerlos coincidir porque no coincidían jaja! Pero por lo demás es rápido y sencillo de colocar.

Necesitamos:

- Vinilo.
- Tijeras y cúter.
- Espátula de silicona para que no salgan burbujas.

Colocarlo es sencillo, desde arriba, ajustamos en la pared y vamos retirando el papel de detrás a medida que lo vamos pegando y alisamos con la espátula apretando, pero con cuidado.

Como me sobraba papel, he forrado una columna del pasillo y he forrado una caja que tenía en el salón, así hace juego jeje.

El resultado, a mi juicio y a mi gusto, claro, es espectacular!











No hay comentarios:

Publicar un comentario