Páginas vistas en total

martes, 16 de agosto de 2016

Como quitar el pañal y no morir en el intento...

Lucas, en enero cumplió dos años y medio. Al ser el verano chileno, era el mejor momento para quitarle el pañal, puesto que, si esperábamos hasta el siguiente verano ya era mucho mas mayor.

Yo voy a contar MI experiencia con mi hijo, no significa que funcione para todos y que todos tarden lo mismo en controlar esfínteres.

El proceso se llevó en complemento con el jardín de infancia al que va por las mañanas. Y así, entre el jardín y la casa se lleva en concordancia y es más fácil.
Lucas tardó tres semanas en pedirlo y no hacerse encima ni pis ni caca.

- Primera semana:

Al levantarse, se le retiró el pañal y se le llevó sin pañal al jardín. Previamente se le invitó a sentarse e intentar hacer pipi en el baño. En el caso de Lucas, no hizo nada.
En la mochila iban como 7 mudas, consistentes en calzoncillo y pantalón corto. En los pies unos Crocs ® para evitar que se le mojaran zapatillas. Por lo tanto si se hacia pis, se los limpiaban y secaban. Más práctico.
Al llegar al jardín, la rutina de las tías (profesoras) era llevar al niño al baño en grupo, cada 10-15 minutos. Para que se acostumbrara.
La siesta era con pañal.
Al recogerlo yo, tenía que ponerlo en casa cada 10-15 minutos en el baño.
En el caso de Lucas, le agobiaba ir tantas veces al baño. Y el primer día se hizo pis encima como 15 veces. Una barbaridad!!! Se me agotaron los calzoncillos. Como era verano, lo llevaba sin pantalones en casa.
La primera semana fue horrible, pero pasó de mojarse 15 veces a mojarse 2-3 el fin de semana.
La colaboración entre padres y jardín es vital. Ya que allí ve a mas niños haciendo lo mismo que él y eso funcionaba.

- Segunda semana:

Como le agobiaba ir tantas veces al baño, empecé a espaciarselo mas y a ver sus comodidades. Le llevaba cada media hora y si hacía pis, no lo llevaba hasta la hora siguiente.
Empezó a pedir el pipi y a no mojarse. Lucas pidió también la caca. A veces llegábamos al baño y se lo hacía justo ahí . Pero era un avance pedirlo y aguantárselo .

- Tercera semana:

De repente empezó a pedirlo siempre y a controlar solito. De vez en cuando se hacía pipi pero no era lo habitual.

Durante los meses siguientes, sobretodo febrero, había que ir con varias mudas ( al menos dos) por si se le escapaba. Pero como en abril ya dejó de hacerse pis encima y lo pedia siempre.
Hoy, 8 meses después, sigue usando pañal por la noche. En la siesta ya se lo han quitado en el jardín. Nosotros el fin de semana, como duerme mas siesta (dos horas aprox) se lo ponemos.
El resto del día no lo usa y lo pide siempre y lo mejor: se aguanta.

Yo reconozco que la primera semana me agobié mucho, no podía salir de casa porque tenia que controlar y se me hizo eterna. Pero luego fui viendo la luz.

Se que a otros niños se lo retiran a la vez dia y noche , pero de momento lo veo imposible porque se levanta muy mojado, incluso se le sale muchas veces.

Mi consejo es paciencia y buena letra. Cada niño es distinto y tiene un ritmo distinto. Tienen que estar preparados para ese gran cambio.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario