Páginas vistas en total

jueves, 2 de marzo de 2017

Transformación de unas botas de bebe: píntalas y cambiarán.

Nos regalaron unas botas en color azul celeste, muy monas pero un color muy muy poco sufrido. Además ya era mayorcito y eran muy claritas.
Nos las pusimos bastante y se rozaron mucho por delante, tanto que ya no se las ponía porque estaban fatal. Aquí la prueba...


Mi madre me envió de España un tinte muy bueno de la marca TARRAGÓ, en color marrón chocolate. Muy combinable y además no teníamos ningún zapato de ese color.


























Primero muy importante, cubrir la zona donde vamos a trabajar y ponernos unos guantes de látex (o el que tengamos) para no manchar nada.

Las instrucciones son muy claras y basta con seguirlas, viene con un liquido limpiador del calzado, que se pondrá de una manera u otra dependiendo de si es de piel o no. Después, aplicamos el tinte con el pincel que se acompaña. Yo, recomiendo poner bastante cantidad por todo el zapato, esperar un poco (como un minuto) y después con una esponja que tengamos de limpiar zapatos que esté limpia, unificamos el color. Mejor esperar un poco a que penetre porque si la pasamos inmediatamente, se quitará un poco del producto y hará aguas. Es muy sencillo y el resultado es increíble. Lo extendemos bien y aplicamos una mano mas si lo necesita, teniendo mucho cuidado con los bordes etc. Dejamos secar toda la noche y listos!! El color es muy bonito y brillante. Siempre viene bien tener a mano un poco para posibles retoques en el futuro.


Lo recomiendo 100%, compraré mas colores por si acaso!!

Os animo a hacerlo ya que es muy sencillo y rápido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario