Páginas vistas en total

sábado, 26 de julio de 2014

Como ir al pediatra sola en Santiago y no morir en el intento...

Lucas esta malito... Lleva tres días con sus tres noches... Y estábamos solitos él y yo porque su papá estaba en Lima. Al segundo dia de no mejorar nada, a pesar del Apiretal y el Dalsy... Decidí ir al pediatra. Parece algo normal, puesto que en Aranjuez he ido muchas veces sola con él y nunca ha pasado nada... 
Pues bien... Primer error: no llevar el carro. Bueno si voy en coche, no salgo a la calle, de puerta a puerta... Ja! Primero aparco en otro edificio de la Clínica Alemana (hay dos, hospitalización y consultas, obviamente yo iba a consultas pero aparqué en el otro por error) bueno, no pasa nada... Hay una pasarela subterranea que los comunica... Si si... Los comunica... Subi de la planta -4 a la -2 a la pasarela... Bien, aunque ya me pesaba el niño en brazos y llevaba dos minutos con él. Decido que ande, porque lleva mas de un mes andando pero claro, a paso de tortuga... Me compensa cogerle! Luego subo al piso 8 y en el mostrador, al dar nuestros datos, mi huella dactilar no pasa... Bueno y que? Pues que tengo que pagar la consulta entera y ya me reembolsaran lo que cubre la aseguradora.( Hago un paréntesis para explicar que el seguro de salud que tenemos es el mas alto, premium platinum... Y no cubre el 100% de nada. Siempre pagas algo). Bueno, como he llegado tres cuartos de hora antes, me planteo tranquilidad, pero no. Antes de terminar en el mostrador, ya me estan llamando por megafonia... Y claro, tienes que estar no se te pasa porque ya lo has pagado antes, luego insisten bastante. 
Paso a la consulta del pediatra que esta a cincuenta grados, y Lucas que, ya barrunta algo, se pone a llorar desconsolado. Apenas le desvisto está sofocado...  Solo le miran garganta y oidos nada mas, diez minutos... Pero yo estoy ya sudandito... Entre el niño, desvistele y vistele rápido... La bolsa con sus cosas y las mías... Los papeles de su historia clínica... No sabia ya como secarme el sudor sin que me viera el pediatra... Tanto fue así, que al marcharnos, le veo bajar el termostato... Eso antes oiga!!!! El niño salió con unos coloretes que no Heidi. 
Nos han recetado de todo... Pero hay que bajar al piso -2 al laboratorio a hacer un test de Influenza... Bueno, pienso.. Va a llorar mas el pobre...
Esto va deprisa, saco numero y me llaman al momento, pago de nuevo todo porque no me pasa la huella... Y me llaman cuando aun no nos hemos levantado. El test es nasofaringeo, me alegro porque no le van a pinchar, pero le meten un palito por las dos fosas nasales , hasta el fondo... Vamos que Lucas pone una cara... Y de repente estallido de lloros... No se consolaba con nada...Ahí  fue cuando empecé a desesperarme... Salgo a la sala de espera y me dirijo a un mostrador para que me activen una clave para ver los resultados por internet y asi, no volver luego... Todo esto con el niño berreando y con la puñetera bolsita... No lo puedo hacer porque no llevo el certificado de nacimiento y como es menor... Pues nada! Esta tarde vuelvo, señorita, gracias... La digo a la chica del mostrador un poco molesta ya...
Voy a las oficinas de la aseguradora, estan en el piso -2, así que me pilla de paso para ir a la pasarela y bajar a la -4. Espero en las oficinas y el niño se me duerme... Si es difícil llevarle en brazos despierto, pues dormido ya... Resulta que para el reembolso hay que tener cuenta en el banco, explico que soy extranjera y aun no tengo los papeles de la visa y, por tanto no tengo cuenta. Pues no puede ser... Yo ya en ese momento... No se... Pensé en matar a alguien... Mire, señorita, la digo, para pagar no ha habido problema en hacerlo con una tarjeta extranjera... Ahora para devolverlo hay problemas... Bueno, pues se le puede devolver en cheque... Pues en cheque! Es que va a tardar diez dias... Pues mire me da igual, porque ya lo he pagado... Relleno de todo y dejo las boletas de las consultas... Luego habra que ir a por los cheques a la oficina de nuevo...
Me voy ya... Pago el parking y no encuentro el coche, es nuevo y aun estabamos sin la matricula por lo que, es dificil reconocerlo... Cuando lo veo x fin... Descargo en el maletero todo y me doy cuenta que, me han dejado el coche de al lado tan pegado que no puedo entrar con el niño... Claro, no puedo mover el coche porque como voy sin carro, dinde dejo al niño???????
Le meto como puedo... Sin despertarle... Vuelvo al maletero a por el ticket del parking y me voy. Me siento aliviada, deseando llegar a casa... Quiero descalzarme... Y el brazo me duele mucho.
Paro en la farmacia a comprar de todo... Y llego a casa muerta... Meto en la cuna a Lucas, pero se despierta... No tengo ni un segundo de respiro... Aprovecho a darle todas las medicinas, y para que el pobre, se lleve otro berrinche. Le doy un bibe calentito para tranquilizarle un poco...
No se me duerme y yo lo necesito... Hemos pasado muy mala noche... Jugamos... Lloramos... Reimos... No queremos merendar... Y por fin cae... Le dejo que duerma aunque sea tarde... Que descanse... 
Como no puedo ir a por los resultados porque el niño no esta mejor, llamo a ver si me los dan por teléfono... Sin preguntar nada mas que el nombre del paciente me los envian por mail... Y no lo podian haber dicho esta mañana????? 
Resultados negativos... Menos mal...
Un baño tranquilo y otro bibe hacen que duerma varias horas... Suficientes para un sandwich a las once de la noche... Media hora mas tarde llega David por fin...  
No vuelvo a ir al pediatra sola... Nunca mais!!!!!!! Y menos sin carro!

1 comentario:

  1. ¡Odisea, pobres! A mí aún me pasan cosas así de cuando en cuando, porque muy a menudo se niega a caminar y no siempre hay tiempo o posibilidad de andar insistiendo o esperando que se le pase la perra. Y son 13 kilos, jurrr. Ahora entiendo por qué la naturaleza hace que se necesiten dos personas para hacer uno biológico, jaja.

    ResponderEliminar