Páginas vistas en total

miércoles, 5 de octubre de 2016

Mi vida en cajas...

Se pueden guardar 11 años en cajas? Si... son muchísimas pero si (ja ja)
Cuando compramos nuestro pisito, lo hicimos con mucha ilusión... nos costó mucho sacrificio salir adelante, éramos jóvenes y fue difícil.
Nuestro hogar al principio, como casi todos, estaba hecho de retales de otras casas... un sofá de aquí, una mesa de allá... hasta que poco a poco íbamos comprando cositas y fuimos poniéndolo a nuestro gusto. 
Siempre me ha gustado la decoración y la mezcla de estilos, y así es nuestra casa... un mix. Jarrones antiguos de las abuelas y bisabuelas, un espejo restaurado que mi abuela hizo de joven, algunas mesitas de marquetería, muebles modernos... todo en blanco y gris con toques de azul y plata... 
La habitación de Lucas, muy sencilla. Su cama nido blanca y sus estanterías llenas de peluches y cuentos... con su nombre en la puerta... simplemente ideal. 
Todos los pomos de la casa de todos los armarios y muebles son de cerámica de distintos colores, le dan un toque especial y distinto... un toque personal.
Me encanta sentarme en el sofá y mirar mi salón, me da paz... sentarme en las sillas que fueron de mi abuela y mi suegro restauró...
En fin! Que a todos nos gusta nuestra casa porque refleja nuestro estilo y nuestra vida. Ya sea grande o pequeña, debe tener nuestra esencia, que se note que es nuestra y la distingamos de las demás. Que huela a nuestra casa.
Lucas cuando ha entrado esta vez, me ha dixho: " mamá, huele a la casa de España"... y eso me ha encantado. Que él sea capaz de reconocerla dice mucho lo que es un hogar. Lo dice todo. Nuestro hogar huele a nosotros, a nuestra vida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario