Páginas vistas en total

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Antes y después de unas mesillas

Cuando compramos la casa hace ya 9 años, mi abuela nos regaló el dormitorio. Era muy sencillo, de lineas rectas y modernas. 
Hace un año decidí cambiar el cabecero porque tan oscuro no me convencía, y, con ayuda de mi madre lo tapizamos en tela de saco. Compramos en Pontejos tela, una guata y con grapas de carpintero y mucha fuerza, lo fuimos poniendo. Forramos también unas lamparitas con la misma tela.
Las mesillas no nos encajaban así que, las mandamos a casa de mi madre. Ella las reutilizó. 
Y ahora como esta en plan decoradora nos las ha pintado. Ha sido un poco difícil por la capa que llevaba por encima el aglomerado, y que, desmontarlas la ha costado bastante... 
El resultado me encanta!! El color es blanco piedra. Cambian por completo y, ahora sí nos encajan en nuestro dormitorio!!  
En Navidad volverán a casa!! Ja ja.



La otra mesilla ya terminada: perfecta!!!



Por cierto, tendré que pintar las lamparitas porque iban a juego con el dormitorio y son en color wengué... 

Otra cosa mas!!!! Mi madre me mata!! JA JA JA JA JA



No hay comentarios:

Publicar un comentario