Páginas vistas en total

viernes, 19 de septiembre de 2014

Carcajadas que me dan la vida

Cuando tu hijo es feliz, tú eres feliz. Es un tópico que todos los padres dicen, pero es cierto. 
Si lo ves llorar te mueres de pena y todo consuelo es poco para él. Excepto en rabietas... Sin comentarios😳😳
Pero si lo ves reír... La cosa cambia, se te pasa todo, el sueño, el cansancio, la pereza, la ira por la rabieta, el dolor... Todo. Esas sonrisas mañaneras al despertar, ese abracito desde la cuna. Con esa sonrisa de cuanto tiempo sin verte. Me le comía... 
Y cuando algo le hace gracia, se lo hace de verdad, y nota cosas graciosas. Caídas en los dibujos, tonterías y muecas que le haces para entretenerle... Ya tiene su personalidad y le gustan ciertas cosas. Y no se cansa de repetirlas!!
Es ver su cara y ver la felicidad, sentir su afan de descubrirlo todo, de explorar el mundo que le rodea. De tocar y sentir todo, de experimentar sin miedo. Es feliz sin mas, tiene todo lo que puede necesitar, comida, techo, juguetes... Y amor, amor con mayúsculas. Y cariño a raudales, miles de besos al día de su padre y míos... Besos de parte de todos... Explicaciones y regañinas de lo que hace mal y felicitaciones y bravos de lo que hace bien. 
Hasta dormido es feliz, y nosotros también. Antes éramos felices, pero no conocíamos la verdadera felicidad hasta que él llegó. Nuestras vidas han cambiado, pero son notablemente mejores. Recuerdo nuestra vida antes,dormíamos  mas, salíamos por la noche... Comíamos y cenabamos fuera tranquilamente... Ahora todo es deprisa y sin postre, pero con Lucas.
Todo es mejor, el día no tendría sentido sin él, sin ver su sonrisa. Sin compartir su felicidad.


Foto de: el tarro de las ideas ®

No hay comentarios:

Publicar un comentario